Eclipse Countdown!!!

lunes, 9 de noviembre de 2009

Capitulo 8 - Mentira

(Sigue desde el punto de vista de Alexandra)

En tan solo cuestion de segundos mi deseo de seguir viviendo se esfumo, mi instinto de supervivencia quedo anulado. En ese momento creo que el vio algo en mi expresion o en mi mirada que lo hizo adivinar lo que estaba pensando.
- Tranquila - me dijo nuevamente - eso no quiere decir que seas un vampiro, no completamente al menos. Cuando te estuve observando me puede dar cuenta de que tienes algunas caracteristicas vampiricas, como por ejemplo tu velocidad es mayor a la de un humano, pero no eres tan rapida como los vampiros normales. Y tu deseo por la sangre humana es normal para cualquier vampiro, especialmente para un recien nacido, pero creo que la parte humana que queda de ti siente una especie de repugnancia hacia ella o tal vez sea tu conciencia lo que te lo impide. Habria que averiguar que otras caracteristicas tienes de vampiro y que otras de humano, estoy bastante interesado en saber cuanto de ser humano conservas en ti. Pero no creo que tengamos mucho tiempo para eso, tu corazon aunque sigue latiendo, late cada vez mas despacio y su ritmo es inconstante, temo que en cualquier momento se detenga.
Eso me alegro por un momento, quizas no tenia que vivir esta vida, despues de todo parecia que ya no me quedaba mucho tiempo para vivirla. Pero al instante recorde a mis padres y senti una punzada de dolor y remordimiento, no podia dejarlos solos, pero tampoco podia acercarme a allos, a menos no en el estado en el que me encontraba. Pero no tenia mucho tiempo, sentia todavia un mayor dolor al imaginarme como se sentirian al saber que su unica hija murio. Mi pobre madre, siempre estuvo conmigo durante toda mi vida y ahora estaba bastante enferma, esa noticia podria llegar a matarla y por consiguiente a mi padre. No podia ser tan egoista de desaparecer o que les llegara la noticia por otras fuentes. Decidi en ese momento que iria donde ellos, les daria una absurda excusa y me iria. Lo que pudiera pasar despues no me importaba, el bienestar de mis padres era primero.
- Tengo que ir a casa de mis padres - le dije.
- No puedes ir en este momento, no en el estado que te encuentras - me dijo preocupado.
- Puedo soportarlo - dije.
- Pero por cuanto tiempo? -me pregunto - sabes que no puedes quedarte con ellos.
- Ya lo se - dije, con seriedad - solo ire para explicarles que me tengo que ausentar por un tiempo, alguna mentira absurda. Eso es mejor que tener una hija desaparecida, o peor aun muerta. Luego ya veremos que hacer.
- Esta bien - me dijo ya mas tranquilo, viendo que mi plan eras mas racional de lo que el esperaba - pero dejame ir contigo, yo si puedo contenerme mejor con los humanos, necesitaras toda la ayuda posible para poder ejercer ese tipo de autocontrol.
Lo pense dos veces y luego decidi que estaba bien, yo no sabia que es lo que pasaria ni como yo reaccionaria. Era mejor tener a alguien que supiera sobre el tema.
- Esta bien - le dije - vamos.
Salimos rapidamente del bosque y comenzamos a correr, en una media hora llegamos hasta el prado que estaba detras de mi casa. Nos detuvimos y comenzamos a andar a una velociada mas humana. Mientras que me iba acercando comenze a sentir ese deseo de sangre, el ardor en mi garganta y el hambre se intensificaban con cada paso que daba. Me costo mucho concentrarme y recordar que eran mis padres, no podia hacer eso, seria una abominacion.
- Podrias acercarte mas a mi? - le dije a Levi - Necesito que me vigiles, agarrame por el codo, si trato de hacer algo solo sacame de ahi, por favor.
- Esta bien, es lo menos que puedo hacer - dijo mirandome con pesar - Te serviria dejar de respirar por el momento, supongo que cuando entremos el olor se va a hacer insoportable para ti.
- Gracias - le dije.
Llegamos hasta la puerta y me detuve, no me atrevia a entrar queria tocar la puerta, me sentia como una extraña como si esta aquella casa ya no me perteneciera. Por fin me arme de valor y abri la puerta. Una vez dentro no vi a nadie, pero oia unos pasos que se dirigan hacia aqui, se abrio la puerta del cuarto de mi madre y mi padre salio. Me miro con los ojos bien abiertos y luego unas lagrimas recorrieron los lados de su cara. Mientras el se acercaba hacia mi pude sentir el calor que emanaba de el, como habia dejado de respirar antes de entrar su olor no me llego tan intensamente. Dejar de respirar era bastante incomodo y casi un poco necesario, sentia la falta de aire pero no era como antes cuando trataba de aguantar la respiracion y tenia una sensasion de ahogo, aqui solo me agobiaba. Preferia mil veces esa sensacion, a lo que sucederia si tomaba una bocanada de aire y pasara lo mismo que con los cazadores. Claro que aun asi sin el olor podia oir su corazon y sentir la sangre a travez de sus venas. En cuanto pense en eso senti un extraño sabor en la boca, sabia un poco metalico y supuse que era el veneno del que me habia hablado Levi. Todos estos pensamientos pasaron por mi cabeza en tan solo un par de segundos, podia analizar varias cosas a la vez, como por ejemplo el viento golpeando contra el costado de la caza, podia oir el rio que corria a unos metros mas alla de la casa, hasta podia oir que el caudal del rio habia bajado desde que me fui. Pero trate de concentrarme en los mas importante, mi padre venia directo hacia mi. Luego de repente se paro a unos metros de mi.
- Alexandra, eres tu? - dijo mirandome con los ojos entrecerrados.
- Si padre soy yo - dije sin estar muy segura a que se referia, solo puede pensar que algo en mi apariencia habia cambiado, esa era la unica explicacion.
- Oh Alexandra hemos estado tan preocupados por ti - dijo, y luego se dirigio corriendo hacia mi y me abrazo. No pude soportarlo, el ardor en mi garganta estallo de repente, sentia como si hubiera tragado uncarbon al rojo vivo. Me libre de su abrazo rapidamente y me aparte de el los mas que pude. No le parecio nada raro, por suerte, nunca acostumbraba demostrar mucho cariño hacia nadie aunque esa persona me importara de verdad.
- Lo siento tanto padre - le dije rapidamente, tenia que irme de aqui y tenia que irme ahora, ya casi no podia soportarlo - Me tarde en la iglesia y de regreso creo que me desmaye. No recuerdo muy bien. Pero este caballero me ayudo, el y su esposa me cuidaron, estaba muy debil como para regresar caminando.
- Oh gracias señor - le dijo mi padre a Levi, yo no acostumbraba mentir asi que me creyo todo. Me sorprendio lo rapido que se me salio la mentira - No sabe como se lo agradezco.
- No hay problema - dijo Levi siguiendome en la mentira - mi esposa y yo veniamos de camino hacia la ciudad, estamos de visita. Y no podiamos dejarla tirada al lado del camino.
- Gracias otra vez - dijo mi padre y luego se dirigio a mi - tu madre esta muy preocupada, lo mejor seria que vayas a verla.
- Esta bien - dije y luego mire a Levi asustada, lo necesitaba para que me ayude. El me miro con confianza y su mirada me tranquilizo.
Me dirigi hacia el cuarto de mi madre mientras Levi se quedaba con mi padre. Abri la puerta y alli estaba mi madre, palida tendida en la cama. Se repitio la misma escena que con mi padre, las mismas mentiras, hasta que por fin se tranquilizo. Me insistio en que tenia que conocer a la persona que me ayudo asi que fuimos hacia la sala, ella iba agarrandose de las paredes. Aunque queria no podia ofrecerle ayuda, solo tocarla volveria a hacer que el ardor volviera. Llegamos a la sala y mi padre estaba sentado, serio, eso era muy inusual en el. Mi madre se acerco a Levi y le agradecio. De repente mi padre hablo y se dirigio a nosotros.
- El señor me ha ofrecido llevar a Alexandra a francia con su esposa, para que ella pueda estudiar - dijo mi padre, mi madre los miro a ambos sorprendida.
- Que? - dijo mi madre sorpendida. Claro cualquiera lo estaria si un desconocido se ofrece a llevarse a tu unica hija, una hija que estuvo desaparecida las ultimas 24 horas.
- Si señora, mi esposa y yo no tenemos hijos y quisieramos brindarle esa oportunidad a Alexandra, mi esposa se ha encariñado bastante con ella.
- Pero entienda señor - dijo mi padre parandose rapidamente - nosotros acabamos de recuperarla despues de pasar por semejante susto. Ademas mi esposa esta bastante enferma. Yo no podria ir a trabajar y comprenda que necesitamos ese dinero. Ademas es nuestra unica hija, nos seria imposible separarnos de ella.
- Entiendo todo eso - dijo Levi - pero eso seria negarle un futuro mejor a su hija no lo cree? No pretendo llevarmela para siempre, tendrian razon en desconfiar de mi. Ustedes no me conocen y se que es muy incomprensible que nos hayamos apegado a Alexandra en tan poco tiempo. Pero mi esposa y yo creemos que ella es extraordinaria, ella tiene mucho potencial para ser alguien en esta vida.
Yo no entendia cual era el proposito de Levi con esa mentira, solo bastaba irme o decirles que me iba a salir de casa. Pero decirles que iba a estar bien, cuando la realidad era que podia caer muerta en cualquier momento, me parecia demasiado cruel. Sea lo que sea, no veia como iba a resultar bien ese plan. Simplemente no entendia el proposito.

2 comentarios:

Stәpн!!→♥² dijo...

Yo tampoco entiendo su plan hehe
postea pronto para saber de que se trata!! :D
Besos.
p.d: Hehe ntp x lo del blog premiado otros tambn merecen ese lugar ^^

Ariane dijo...

Sip, bueno sorry de verdad....es q encontre otro bolg q tb q es muy bueno...y...bueno como estabas muy usente...pero no te preocupes!!!!
Con lo que va de tu historia vas a ser el de la proxima semana...pero postea prontoooo!!!!1