Eclipse Countdown!!!

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Capitulo 19 - Junto A Mi

No sabia cuanto habia dormido, pero cuando me desperte me senti como nueva, me sentia feliz y no sabia por que era, claro que no tarde en descubrirlo. Me sente en la cama, un poco desubicada sobre donde me encontraba, mire alrededor y recorde poco a poco todo lo que habia pasado ayer, luego me di la vuelta y ahi estaba el. Sentado contra el respaldo de la cama, no se habia movido ni un centimetro desde que me dormi. Cuando lo mire el me sonrio, con esa sonrisa tan calida y alegre que tenia, instantaneamente me olvide de todo el mundo y lo unico en lo que podia pensar era en el sentado aqui a mi lado. Nos quedamos mirandonos fijamente durante casi un minuto, luego el hablo tranquilamnete.
- No pensaras que nos vamos a quedar asi todo el dia no? - me dijo con una mueca burlona - te tengo preparada una sorpresa.
- No me agradan mucho las sorpresas - le respondi riendo ante su comentario anterior.
- Bueno pues yo creo que esta te va a encantar - me dijo con seguridad.
- Eso lo veremos - le respondi con una pequeña sonrisita de suficiencia.
- Entonces eso quiere decir que vienes no? - pregunto un poco inseguro. Como podia siquiera dudar de que yo no iria, por supuesto que no me iba a alejar de el.
- Claro que si - respondi y el suspiro aliviado - no quiero perderme mi sorpresa.
- Bueno entonces me voy - me dijo y se paro de la cama con direccion hacia la puerta.
- Que? A donde? - pregunte un poco asustada, no queria separarme de el.
- En primer lugar tengo que ir a arreglar unos pequeños detalles, que no te puedo decir claro, por que sino no seria sorpresa - me respondio sonriendome tranquilizadoramente, acercandose a mi - y en segundo, te tienes que alistar para nuestra salida.
- Aja! Entonces vamos a salir a algun lado - dije sonriente, por lo menos habia logrado que me revelara algo de la sorpresa.
- Si, se podria decir que si - me respondio tratando de obviar su descuido - pero si no nos apresuramos se nos podria hacer un poco tarde, asi que mejor te cambias y yo volvere en unos minutos.
- Pero... - respondi dudando por un segundo. No sabia donde se encontraba mi ropa asi que no tenia nada que ponerme.
- Descuida traje tu equipaje, esta sobre la mesita de alla - me respondio rapidamente previendo lo que iba a decir, y señalo a una mesita de madera labrada que se encontraba en una esquina de la habitacion - pero si no te molesta, he elegido un vestido nuevo para nuestra salida de hoy.
- Que? - respondi un tanto atonita, no me esperaba mas regalo que su compañia - no tenias por que hacerlo, traje suficiente ropa.
- Pero queria hacerlo - me respondio esto remarcando claramente la palabra "queria" - y deberias usarlo. Si no me equivoco, creo que te quedara perfecto.
- Esta bien - dije mientras me sonrojaba ligeramente ante su comentario.
- Bueno entonces te dejo alistarte - dijo el con una sonrisa encantadora - volvere cuando estes lista.
Me miro fijamente durante unos segundos mas y luego se dirigio hacia la puerta, cuando estaba en el umbral justo antes de cerrar, lo llame. Queria decir algo mas, no sabia que pero queria prolongar aunque sea un seguindo mas su presencia.
- Klaus? - lo llame casi en un susurro.
- Si Alex? - me respondio dandose la vuelta rapidamente y mirandome
- Gracias - le dije en un susurro aun mas bajo. Me apenaba mucho lo que iba a decir a continuacion que mi voz parecia haberse ido, trate de tomar aliento - te agradezco todo lo que estas haciendo por mi y ademas... - estaba tan nerviosa que no me salian las palabras.
- Ademas? - me pregunto el con una pequeña sonrisa de animo.
- Ademas...me encanta estar junto a ti, me hace tan feliz muy compañia - termine la oracion tan rapido que no estaba segura de que me hubiera entendido.
- A mi tambien - me respondio sonriendo aun mas - me refiero a que a mi tambien me hace feliz tenerte conmigo - y de verdad que se veia feliz, parecia que su sonrisa no bastara para demostrar lo feliz que se encontraba - me gustaria que estuvieras conmigo siempre - agrego en un susurro casi inaudible y luego salio rapidamente por la puerta.
No podia creer lo que habia escuchado, el me queria junto a el, y mejor aun me queria siempre. En ese momento era la persona mes feliz del mundo, sentia que mi corazon no podia abarcar tanta felicidad. No pude reaccionar ni moverme durante unos segundos, mientras trataba de procesar lo que acaba de oir, luego me pare y camine, o mejor dicho baile, hacia una esquina de la habitacion. Fui hasta la mesita que Klaus me habia indicado y abri mi morral, ahi estaba toda mi ropa y las cartas de mis padres, recorde que todavia que no les habia vuelto a escribir. Cuanto tiempo habia pasado desde que nos fuimos de Paris? Me sente en el sillon mas cercano y trate de recordar, las imagenes venian poco a poco a mi cabeza. Nos habiamos ido de Paris con Aro y esa misma noche Klaus me habia convertido, desperte a la mañana siguiente en Volterra y luego fui al salon para mi "juicio", luego Klaus habia pasado toda la noche junto a mi y me habia despertado hoy. Me puse a hacer cuentas, no podia creer que tantas cosas hubieran sucedido en tan solo dos dias! La vida que llevaba en Paris habia dado un giro de 180 grados, ahora me encontraba en alguna parte de este castillo esperando a que la persona que mas queria en este momento viniera por mi.
En ese momento el recuerdo de Levi vino a mi, antes el era todo lo que yo conocia del mundo, pero ahora tenia tantas posibilidades frente a mi. Suponia que el se habia marchado ya de Volterra, no hubiera sido posible que se hubiera quedado y no hubiera venido a ver como me encontraba. Habria vuelto a Paris? Seguiria con la vida que llevabamos antes de todo esto?
No lo creia posible, si el no queria verme, y todo indicaba que esto asi era, entonces no habria vuelto a Paris, el sabia que yo podia ir a buscarlo alli. Seguramente se habra mudado, a un lugar en el cual yo no podria encontralo, me entristesia saber que no lo volveria a ver.
Pero la tristeza no duro mas de unos segundos, el recuerdo de Klaus y su perfecta sonrisa volvieron y opacaron cualquier asomo de tristeza que quedaba, Recorde que debia de alistarme porque Klaus me estaba esperando, hice una nota mental de que les escribiria luego a mis padres.
Mire hacia todos lados en busca del vestido del que Klaus me habia hablado, estaba muy emocionada por este regalo y por saber cual era la sorpresa que me tenia preparada. Despues de mirar hacia cada rincon de la habitacion me di cuenta de que no habia nada alli, no creia que Klaus lo hubiera mencionado de no ser verdad. Me levante para tratar de buscarlo mas minuciosamente. No habia nada sobre ningun sillon asi que me dirigi hacia la cama, despues de todo el anterior vestido se encontraba alli. Me pare el lado de la cama, pero estaba bastante claro que tampoco se encontraba alli, le di la vuelta y comence a quitar las almohadas y sacudir las sabanas, como si el vestido estuviera escondido entre ellas. Cuando estaba a punto de rendirme e ir a ponerme unos de mis vestidos, levante la mirada y vi una pequeña puerta al otro lado de la cama. No podia creer que no la habia visto antes, se encontraba un poco escondida tras una gran mecedora, pero aun asi estaba claramante visible, sin dudarlo me dirigi hacia ella y la abri de un golpe.
La vision me dejo un poco aturdida, esta habitacion era mas pequeña y mucho mas brillante e iluminada que la anterior, cuando puede mirar bien en los detalles me di cuenta que era un baño! Al fondo habia una gran tina blanca, las paredes estaban decoradas con brillantes azulejos de porcelana de todos colores y en las estanterias que habia a cada uno de los lados se podian ver cientos de envases de cristal, Levante un envase y pude ver que tenia una pequeña etiqueta, esta decia canela, destape el frasco y un olor a canela dulce invadio la habitacion, me di cuenta que eran aceites y sales para el baño, decenas y decenas de diferentes esencias. Fui hasta la tina para llenarla y me di cuenta que ya estaba llena, del agua salia un ligero olor a sandalo, mi perfume favorito. Klaus debio de haber preparado todo esto pense, pero como sabia que el sandalo era mi favorito? Despues tendria que preguntarselo, pero ahora me iba a relajar un buen rato, y vaya que lo necesitaba. Me desvesti rapidamente y entre en la tina, el agua estaba tibia, no pude pensar en nada, simplemente deje que el agua relajase cada uno de los musculos de mi cuerpo. Comenze a entrar en un sopor y mis parpados se cerraban lentantamente, luego la imagen de Klaus vino a mi y recorde que me estaba esperando. Me apresure a salir de la tina y moje todo el piso, me envolvi con la primera toalla que vi y me apresure hacia la puerta. Justo cuando ya esta apunto de abrirla me fije que habia colgado algo en ella, pense que era otra toalla por el color blanco , pero luego me fije que tenia algo bordado en ella. La descolgue le perchero en el que estaba y puede apreciar mejor el hermoso vetido que tenia entre mis manos, era todo de un blanco tan brillante, tenia un encaje color verde manzana claro en el escote, los puños y en la parte de abajo. El escote era cuadrado, y tenia un precioso bordado del mismo color que el encaje, las mangas llegaban hasta lo que parecia eran los codos y tambien tenian el mismo bordado al igual que en la parte de abajo.
Sali a toda prisa del baño y deje el vestido en la cama mientra me secaba, me lo puse rapidamente y me quedaba a la prefeccion, se veia absolutamente hermoso. Luego volvi al baño casi corriendo para dejar la toalla alli y recoger mi ropa, senti mi pelo mojado sobre mi espalda y decidi envolverlo con otra toalla. Fui hacia un pequeño mueble donde se encontraban mas toallas perfectamente dobladas, y me agache para tomar una, luego la envolvi en mi cabeza. Mientras colgaba la otra en su lugar, me di cuenta que el vestido no era el unico regalo de Klaus. Al lado del pequeño mueble habia un taburete, encima habia una cajita de madera y encima de esta habian un par de zapatos blancos, sin pensarlo dos veces, primero porque estaba apurada y segundo porque era preciosos, me los puse, como creia me quedaron perfectos. Luego mire hacia la cajita y la abri, crei que ya nada iba a sorprenderme pero estaba muy equivocada. El solo ver el tamaño de esos diamantes me quito la respiracion, eran un juego de aros, collar y brazalete, todos de diamantes. Rapidamente me puse los aros y la manilla, ya protestaria despues por tantos regalos, y lleve el collar para ponermelo al final. Me saque la toalla y me peine, mi pelo estaba casi seco asi que lo deje suelto. Sali del baño otra ves y fui hacia la mesita, guarde mis cosas otra vez dentro del morral y me sente en un sillon, luego me puse con mucho esfuerzo el collar, ya que no encontraba el seguro. Justo en el momento en el que el seguro engancho tocaron a la puerta, fui saltando de felicidad para abrirla, me pare a centimetros de ella, respire hondo y luego la abri de un tiron.
Ahi se encontraba Klaus, se veia perfecto como siempre con una sonrisa en su rostro, que luego se devanecio rapidamente para ser remplazada por una expresion de asombro. Lo mire mientras me sonrojaba un tanto complacida por su reaccion, me miro de pies a cabeza y luego se detuvo en mi rostro, me miraba fijamente con una sonrisa. Yo tambien lo mire a los ojos sin saber que decir, queria que permanecieramos asi para siempre, pero uno de los dos tenia que romper el hielo.
- Creo que se nos va a hacer un poco tarde para mi sorpresa si nos quedamos una hora mirandonos no crees? - le dije riendo, recordando su broma de hace rato.
- Si, creo que si - me respondio riendo aun mas fuerte - vamos? - me pregunto ofreciendome su brazo.
- Si - respondi sosteniendome de el al mismo tiempo que cerraba la puerta.
- Ademas el carruaje nos esta esperando y no creo que este muy feliz si lo dejamos plantado - agrego riendo nuevamente.
- Carruaje? - pregunte sonriendo, un poco confundida - vamos a salir del castillo?
- Por supuesto - me respondio el como si esto fuera algo obvio - desde que llegaste tu solo has visto el interior de este castillo.
- Y a donde vamos? - pregunte curiosa, con carita de perrito triste. En un vano intento por saber mas.
- Eso es una sorpresa - me dijo en un tono que pretendia ser misterioso, pero que quedo arruinado por una risa que se le escapo al ver mi cara - Eres tan adorable.
- Gracias - le respondi riendo junto a el, su risa era demasiado contagiosa para mi - pero eso no ayudara a que me digas a donde nos dirigimos no es asi?
- No, esta vez no - me dijo mirandome fijamente otra vez mientras seguiamos caminado, yo hice lo mismo, no era como si dos vampiros, bueno uno y medio, nos fueramos a chocar con algo - solo te dare una pequeña pista.
- Cual? - pregunte avida por saber mas.
- Todavia no has visto nada de lo que es Volterra - me respondio con una encantadora sonrisita de suficiencia.

3 comentarios:

Vaal<3 dijo...

aww*-* mee encanntaa supermegaaincreblemeenteewooooow*-*
publicaa prontoo pliss *w*
PD felizz año(:
que la pasees bieen y que tods tus deseos suee cumplan xd
pasatee por mi blogg: }
prometonovolverteaolvidar.blogspot.com
soyy nuevaa en esto xd
a ver quee tal(; espero que te guste(:
Bss; Vaal<3

Rosemmett dijo...

ola... jeje.. muchazz graciias por pasartte porr mii blog..
ii pzz sii yaa vezz qee probllemas son con el cigarro.. jeje
ya lo habia dejado una vez.. 1 semana.. pero lo volvi a agarrar y fue peor.. jeje.. ii hoy cumplo un mes sin un cigarro y las ancias me estan comiiendo viva.. pero se lo prometii a algiien y lo tengo qee cumplir.. jeje..
Lindo cap... me encannto la pareja de Alex y Klauss... pero tambiien publiica qee paso con levii? no me gustariia qee la avandonara...
jeje..
publica pronto

♥Isa...Cullen! dijo...

hhahaha Super me encnatoo perdon por no comentra antes ejjejje!! te quedoo super klaus es un principeee porfaaa pasate po mi blog d evampiross y dame tu opinion sip!! ejjeje